Conseguir trabajo

Conseguir un trabajo es todo un trabajo.

La probabilidad de que una empresa se fije en una copia más de los cientos de C.V. que vas enviando indiscriminadamente, es la misma de que te toque la lotería sin haber siquiera conseguido un boleto.

Pero, aunque tuvieras esta suerte, la que te contraten tras una entrevista a la que no te has adecuadamente preparado es casi nula.

Conseguir un puesto de trabajo es una carrera en la que debes correr mejor y más rápido que los otros muchos contrincantes. Si te preparas débidamente, tú ganarás la carrera y no te quedarás otra vez en la puerta.