Corriendo del mar a la cumbre de los Andes

Andes

El pasado sábado 13 de junio, día de su santo, Antonio Alonso consiguió a sus 54 años la hazaña de correr una maratón (42.195 metros) con una pendiente ascendente constante del 15%.

No existiendo un trazado así en nuestro planeta, lo tuvo que hacer en una cinta de correr reclinada, consiguiendo en la ocasión un record mundial. Correr en cinta dificulta la proeza porque, a diferencia de una maratón de montaña, el gesto es siempre idéntico lo que perjudica el funcionamiento y la oxigenación de los músculos.

Para hacernos una idea del esfuerzo que implica la pendiente, recordemos que un 15% supera las normativas en materia de rampas y escaleras de evacuación de edificios, limitadas por ley al 12%.

En 8 horas y 19 minutos recorrió Antonio Alonso la distancia maratoniana, lo que corresponde a una ascensión de 6.233 metros, exactamente la altura del Monte Pular, en la parte chilena de la cordillera de los Andes.

Fueron 9 meses de entrenamiento diario que Antonio ha ido documentando en su blog y que piensa trasladar próximamente en un libro sobre las claves para convertir tus deseos en objetivos y cómo lograrlos.

Así lo anunciaba en una entrevista en el mes de septiembre 2014.

Un importante propósito de Antonio, coach para empresas es decir entrenador de ejecutivos, es mostrar que en la vida “consigues correr lo que entrenas”. De la metáfora al hecho, hay más que un trecho. 42.195 metros para ser exacto.

(Pinche sobre las miniaturas de las fotos)

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Coaching, personas